Niñas Profanas, Medusczka Gorgona

Conozco a Medusczka Gorgona como una artivista dulce y provocadora. Ella y sus niñas nos interpelan a cuestionar la rareza, lo sagrado y la devoción con la cual aceptamos un status quo plagado de narrativas de exclusión, representado por querubines rubios y figuras de santos cuyas vidas ejemplares, alejadas del placer de la vida misma, tenemos que emular. Su trabajo captó mi atención hace un año. Lo que me sedujo fue la intencionalidad. Medusczka es deliberada en su deseo de subvertir y es implacable pero traviesa. Sus niñas profanas son una denuncia a la existencia pasiva y sin riesgos para la cual la religión nos ha socializado, pero una denuncia llena de picardía, de guiños cómplices al imaginario popular, de visibilización de lo no visto, de reclamar del derecho a vivir y expresarse libremente, a ser como se es, recuperando en dicho reclamo la inocencia despojada por la violencia de la normalidad.

Vanessa Rivera de la Fuente

Ver archivo PDF